Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegacón. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información consulta nuestra "Política de cookies".

Más Información Acepto

ACTUALIDAD TORRAS SUMINISTROS INDUSTRIALES

Todas las novedades en suministros industriales.

Volver

Venta de abrasivos: conoce sus tipologías y funciones

Fecha de publicación

La venta de abrasivos es una de las principales actividades en toda tienda de ferretería industrial. Ocurre que la funcionalidad de estas herramientas las convierte en recursos muy valorados debido a sus diversos usos y aplicaciones.

 

Hoy conoceremos las características principales de los abrasivos, sus tipologías y cómo debes hacer para elegir los más adecuados.

 

Índice de contenidos

  1. ¿Qué es un abrasivo?
  2. Tipologías de abrasivos
  3. ¿Cómo elegir abrasivos en tu tienda de ferretería industrial?

 

¿Qué es un abrasivo?

En una enorme cantidad de procesos industriales se requiere de abrasivos, algunos ejemplos de ello son el disco de desbaste, discos de corte o incluso algo tan simple como el papel de lija. Todos ellos son abrasivos.

 

Se trata de sustancias que se ocupan de actuar sobre otros materiales, con diferentes clases de esfuerzo mecánico, de ahí que con herramientas abrasivas se pueda moler, cortar o pulir.

 

Los abrasivos se caracterizan por su elevada dureza, por ello se constituyen como verdaderos aliados en trabajos industriales y también artesanos.

 

Muchas veces, la venta de abrasivos en una tienda de ferretería industrial implica herramientas simples como el papel de lija, pero en otras ocasiones, el cliente se acerca a comprar discos de corte, encontrando una enorme variedad de opciones. Cada uno de ellos se utiliza para distintos objetivos, dado que no es lo mismo comprar discos de corte de diamante que comprar disco de corte de otros materiales.

 

Por ello, los abrasivos se pueden utilizar para producir la forma final de un material o para mejorar el acabado de la superficie. Pulir, amolar, desbastar y acabar son los principales usos que se le da a un abrasivo.

 

Además de lo mencionado hasta aquí, los abrasivos se caracterizan por su elevada dureza y estructura, por lo que son capaces de producir, mediante acción mecánica, un desgaste sobre materiales más blandos. Esto los convierte en recursos muy versátiles que aportan una enorme flexibilidad al trabajo cotidiano en contextos industriales.

 

Se considera a los abrasivos como herramientas indispensables para la fabricación de casi todos los productos que conocemos en la actualidad.

 

 

 

Tipologías de abrasivos

 

Como dijimos antes, una de las principales características de los abrasivos es su versatilidad y esto se debe a que no existe un único tipo de herramienta abrasiva, sino que hay una gran cantidad, destinada a diversos usos y objetivos.

 

Podemos distinguir, entre dos grandes tipologías: los abrasivos naturales y los abrasivos sintéticos.

 

Abrasivos naturales

 

Si de venta de abrasivos naturales estamos hablando, debemos decir que son materiales que se extraen de la naturaleza. Entre los más utilizados encontramos el cuarzo, el granate, el esmeril y el diamante.

 

El cuarzo como abrasivo se conoce por el nombre de arena silícea y representa uno de los abrasivos de bajo coste y por ello es de los más utilizados. Con este abrasivo se fabrica, por ejemplo, papel de lija, también bloques o discos.

 

El granate, conocido como almandita, se encuentra en diferentes variedades y en general se emplea para fabricar papel de lija, especialmente para la industria de la madera. Se trata de un material más duro que el cuarzo.

 

En cuanto al más utilizado a lo largo de la historia, debemos mencionar al esmeril, una roca que se procesa para obtener polvo abrasivo. El esmeril está compuesto de óxido de aluminio y trazas de hierro, cromo, titanio, manganeso, níquel, silicato y vanadio, principalmente.  

 

El cuarto y último abrasivo natural es el diamante, considerado el material más duro conocido hasta el momento. El diamante es un cristal de tipo transparente que está compuesto por átomos de carbono. Gracias a su dureza tiene una amplia aplicación en entornos industriales.

 

Abrasivos sintéticos

 

Los sintéticos, representan a la otra tipología y se trata de abrasivos fabricados a partir de procesos en los que se emplean diferentes materias primas y reactivos químicos. Entre los más utilizados, encontramos el carburo de silicio, el óxido de aluminio, el nitruro de boro cúbico y el diamante sintético.

 

El carburo de silicio se procesa en un horno eléctrico a altas temperaturas, tras una combinación de arena de sílice, sal, aserrín y coque residual de petróleo, de esta manera, lo que se obtiene como resultado es una masa de cristales de gran dureza. Este material tiene un alto índice de fractura, por ello es conocido como el abrasivo ideal para realizar finos acabados sobre materiales duros como la piedra. Se emplea para la fabricación de discos de corte de metal, papel de lija y pastas.

 

El óxido de aluminio es el más utilizado para fabricar herramientas abrasivas. Se trata de un grano de alta dureza y larga duración, que puede fracturarse bajo presión y producir nuevos bordes y aristas cortante. Su uso se recomienda especialmente para trabajar con materiales blandos.

 

El nitruro de boro cúbico es un abrasivo con una óptima estabilidad al calor y gran dureza. Una de sus ventajas es que no presenta reacciones químicas al trabajar con hierro, como es el caso de otros abrasivos. En líneas generales, se utiliza para la fabricación de herramientas de corte.

 

Por último, el diamante sintético puede llegar a alcanzar el mismo nivel de dureza que el diamante natural. En nuestra tienda de ferretería industrial puedes comprar discos de corte de diamante aplicable para múltiples usos.

 

¿Cómo elegir abrasivos en tu tienda de ferretería industrial?

 

Los que estamos inmersos en venta de abrasivos, siempre recomendamos la elección de los mismos en función del material en el que se los hará trabajar.

 

Es sabido que para materiales suaves se usan abrasivos de grano grueso, que resultan ideales cuando el acabado no tiene un papel importante. Mientras que los abrasivos de grano fino, por otro lado, son recomendables para trabajar materiales más frágiles y quebradizos, otorgando acabados más finos.

 

Para trabajos de rectificado y afilado, se recomienda abrasivos sintéticos. Para desbastar, lijar y pulir, es recomendable usar abrasivos recubiertos de grano natural.

 

En nuestra tienda de ferretería industrial encontrarás distintos abrasivos, comprar discos de corte, disco de desbaste o papel de lija, entre otros. Visita nuestro catálogo y consigue las herramientas abrasivas que necesitas.

 

Artículos relacionados:

Resumen compra
 

TORRAS SUMINISTROS INDUSTRIALES

C/ Villarroel, 5-7 · 08205 Sabadell · Tel. 93 710 69 00 · Fax 93 711 42 00

C/ Manresa, esquina C.Garrotxa · 08211 Castellar del Vallès · Tel. 93 747 36 35 · Fax 93 747 36 15

DIVISIÓN DE VESTUARIO LABORAL Y PROTECCIÓN (EURROPA)

C/ Raimon Casellas, 112 · 08205 Sabadell · Tel. 93 589 33 33 · Fax 93 675 45 28

Síguenos en

Compra segura